Un día para conseguirlo, otro para enamorarlo, dos para sustituirlo y una hora para olvidarlo. ♥

lunes, 7 de noviembre de 2011

Hay historias que no pueden ser, y en la nuestra hemos sufrido mucho.


Solo hay dos sentimientos que hacen que tú sigas con una persona que no te está haciendo nada bien, y es el miedo y la pena. Aguante muchísimo tiempo a tú lado, los dos sabemos que más de lo que debía. Intente cambiarte, cambiar lo que estabas pasando y también lo que me estabas haciendo pasar a mi pero me di cuenta que era imposible. Luche con todas mis fuerzas por algo que no tenía sentido y lo sabes, no podrías echarme nada en cara porque era yo la que aguantaba todos y cada uno de tus fallos. Me hacía pequeña a tú lado y no me daba cuenta, no quería estar sola porque ya me había acostumbrado a estar contigo, aún así sabía que tú no podías darme futuro, lo nuestro no era nada más allá de la realidad, y la realidad era que estamos mejor el uno sin el otro. Quizás me di cuenta demasiado tarde, pero así son las cosas. Me siento orgullosa por ser la persona que he llegado a ser, también por lo que fuimos y sobre todo, por lo que ya no somos. Ahora me es más fácil encontrar las fuerzas que hacen que me levante cada día, ahora sé que se siente cuando algo que termina no te hace estar triste, sino estar feliz y ahora sé que lo que quiera lo tendré si no estoy a tú lado

No hay comentarios:

Publicar un comentario